PROYECTOS DE REFORMA

Realizamos proyectos de reformas integrales y parciales en viviendas, oficinas o locales comerciales. Te asesoramos durante todo el proceso, y trabajamos de principio a fin con el firme propósito de conseguir un proyecto adaptado a tus necesidades. Tú decides en qué quieres que te ayudemos.

Un proyecto de reforma suele constar de las siguientes fases:

1. Proyecto básico o anteproyecto.
El primer paso será realizar la visita inicial a obra y elaborar conjuntamente con el cliente un briefing que recoja todos los aspectos a tener en cuenta en el proyecto: sus requisitos, necesidades, estilo de vida, preferencia estética y presupuesto al que ajustarse.
A continuación, dibujamos el plano del estado actual del proyecto, y realizamos un análisis conceptual de los espacios de los que partimos (superficie total, circulación entre estancias, iluminación,…).

A partir de aquí, trabajamos en la elaboración de distintas propuestas para presentar el cliente. Cada proyecto es diferente; puede bastar con desplazar algún tabique o eliminarlo para unir dos estancias, o puede ser necesario realizar un cambio total en la distribución.
Cada una de las propuestas es diseñada para dar respuesta a las necesidades del cliente definidas en el briefing, y adaptándose a las limitaciones técnicas detectadas en la obra.

2. Proyecto ejecutivo:
Tras dar con una propuesta que encaje y se adapte por completo al cliente, llega el momento de definir hasta el más mínimo detalle del proyecto de reforma.

Elaboramos los planos técnicos necesarios para la ejecución de la obra: planos de planta, secciones, alzados, detalles constructivos, planos de carpintería, planos de instalaciones,…

Diseñamos mobiliario a medida para optimizar al máximo la capacidad de almacenaje y las posibilidades del espacio disponible.

Por último, definimos con el cliente los materiales y acabados a aplicar en cada parte de la obra.

Con toda esta información, realizamos la memoria técnica del proyecto, la cual debe recoger cada una de las especificaciones y definiciones del mismo, y será el documento necesario para pedir presupuestos a empresas de reformas o constructoras.

3. Solicitud de presupuestos:
En coordinación con el cliente, definimos un mínimo de tres empresas constructoras o profesionales de los distintos oficios para solicitar presupuesto de la reforma.

Una vez obtenidos los presupuestos, realizamos una comparativa, y negociamos precios y condiciones con la constructora, siempre defendiendo los intereses de nuestro cliente. Finalmente, le asesoramos en la firma del contrato con el profesional elegido.

4. Dirección y coordinación de la obra:
Previo al inicio de los trabajos de reforma, es necesario solicitar las licencias de obra necesarias.

Comienzan a partir de aquí nuestras tareas de dirección y coordinación: visitas a obra, coordinación de planning con la empresa constructora y el cliente, resolución de imprevistos en obra y realización de las adaptaciones necesarias y, en definitiva, realizar el control global de los aspectos técnicos, económicos y administrativos de los trabajos de reforma.

5. Propuesta de mobiliario y decoración:
Cuando los trabajos de reforma han terminado, ofrecemos al cliente la opción de realizar una propuesta de decoración.

Proponemos mobiliario adaptado a los espacios generados en el proyecto, así como textiles, objetos de decoración y otros complementos que potencien el estilo definido.